LAS ISLAS INVENTADAS

viernes, 16 de diciembre de 2016

(La vejez, la soledad…, es una puerta, que desearíamos mantener siempre cerrada) (Poema)

















(La vejez, la soledad…, es una puerta,
que desearíamos mantener siempre cerrada)

                                                                                                                                                                         


Ayer, al despertarme, me sentí viejo,
viejo, viejo, como la vieja pared
de un bancal abandonado,…
y triste y roto y yo que sé.

Y yo no entendía el mundo,
porque al mundo yo no lo veía;
pero el mundo ahí estaba, lo sé...
¿Fue mi ceguera,… pura melancolía?

¡No sé, no sé!¿ No sé que hay de verdad,
en esta aparente, loca y necia realidad,
y cuanto,… de sutil e inconsciente fantasía?

¡No, no, que no quiero sentirme viejo,
viejo como un aula abandonada,…vacía…
Viejo, en la más oscura y triste soledad!










martes, 6 de diciembre de 2016

Al Pino de Cogote (Poema)





Al Pino de Cogote




Brotó en la ladera un pino, hoy magno y leñoso,
y se desarrolló lenta y parsimoniosamente
acurrucado, en la insondable lejanía del tiempo…,
entre las torvas canículas y el invierno riguroso.

Ahora vemos la corteza de su añejado tronco
agrietada, rota como la oscura greda...,
da lástima mirar su tronco, de un lado al otro
trepanado, por una lóbrega y negra cueva.

El viejo Pino de Cogote, antaño, atisbó la inquina,
la rabia insolidaria y sorda, la indiferencia
y el desprecio de los recolectores de resina.

Pero, aún, no haría falta ser un genio, ni tampoco un visionario,
para atisbar al dorso de sus vetustas ramas, entre la bruma,
algo que recuerda a la forma impar y ruda de un viejo dinosaurio.



domingo, 4 de diciembre de 2016

Ami hijo David a los 2 años (Poema)








Ami hijo David a los 2 años



Estaba la calle sola, en penumbra.
Era de noche, últimos días de Octubre.
La luna gozaba su plenilunio, hermosa,
Y, sobre ella vino a posarse una nube.


Mi pequeño hijo me acompañaba.
- ¿Papá,... eso qué es, qué es eso?
Y con su pequeño dedo a la Luna señalaba.
- Es la Luna, que lleva puesto un gorrito de payaso.

                        
Con sus ojos todos la siguieron en su ruta por el cielo
tanto la admiraron,... filósofos, poetas y guerreros.Hijo
todos la querían, todos la amaban y tú sin saberlo.


También yo, lo confieso, la admiré desde pequeño.
- ¿Qué tengo? Le pregunté: ¡lo llevas todo! Me dijo.
Tanto cariño guardaba para ti, hijo, y yo sin saberlo.