LAS ISLAS INVENTADAS

martes, 11 de octubre de 2016

¿Dónde está la felicidad? (Poema)

















¿Dónde está la felicidad?




Perseguida, envidiada y,… loca…,
loca. Evocada en días luctuosos…
Como los miembros de un leproso,
así es de frágil para quien la toca…

¡Ay! ¡ay! Para quien la toca…,
como el hombre del piano
tecla a tecla, él, toca y toca
y extrae la música de un carámbano.

De un acristalado carámbano de hielo
que medroso se arrastra por el suelo
y se cobija, agazapado en la cola de un piano.

La felicidad…, a veces, transita por carreteras secundarias,
viaja en artefactos, extrañas máquinas, hondamente estrafalarias…
Y allí… ¡Como un corazón adolescente, se duerme acariciada por unas manos!









La felicidad soñada (Poema)


























La felicidad soñada




¡Ay! ¡Los sueños felices que no volverán!
Porque una mañana turbia, caliginosa, llena de ausencia,
o tal vez, en una tarde gris, fría y borrascosa, murieron.
Sin acabar de crecer, corriste a soterrar tu inocencia.

La mataste torpemente, sin querer.
Como el niño con el índice
apretando gatillos en el aire,
matando lo que se ve, y lo que no se puede ver.

Se fue desinflando aquel enorme fole
repleto de sueños imposibles y utopías
caprichosas, levantadas en el aire.

Nada hay de oculto, nada hay que te aceche,
todo resultó menos arduo,… menos confuso. La placidez
dormita, acantonada. Que nadie la conturbe, ni la aflija, ni la eche. 
















El sueño de la felicidad (Poema)

























El sueño de la felicidad




Se recrea a lomos de un sol poniente
en aquella aurora juvenil que pasó
sin pena ni gloria, ni batalla ganada…,
sin malla, sin escudo y sin tridente.

Era una quimera, un sueño envolvente,
todo sin crear…, ideas, proyectos…,
porque allí el futuro era algo inexistente…,
muda incertidumbre anidada por espectros.

Y, él, a pesar de todo, le pone cara
y hasta le busca un cuerpo
y la imagina calma, y dulce y tersa,

El, la vestirá despacio,
como el que viste a un muerto,
(Diáfana…, es la felicidad del sueño).

















jueves, 6 de octubre de 2016

¿A quién le interesa la verdad? (Poema)




















¿A quién le interesa la verdad?


Ejerciendo mi valiosa libertad,

permiso a ustedes les pido:
para empezar con la venia
hablando de la verdad

No se trata de porfiar...

La verdad, es como una oruga
se desconoce siempre la hoja
donde la puedes hallar.

Es como una hermosa joven, desnuda,

que voluptuosamente sonríe y se insinúa,
tendida sobre una piel de astracán.

Su imagen se introduce hasta el centro de las cejas,

todos quieren poseerla y tras ella todos van,
y al tenerla, más de uno, la daría por un plato de lentejas.