LAS ISLAS INVENTADAS

domingo, 10 de abril de 2016

A CHÉJOV (Poema)
























A CHÉJOV

Chéjov te dio la vida,
MUJER,
una vida cargada
de sueños,
si,
y de proezas,
pero también
una vida
de inmundicias,
de excrementos de paloma
y de polvo de estrellas,
de vanidad insolente
y de mesura,
y te soltó en medio
del jardín,
de ese umbrío jardín
habitado por las almas
tristes de los muertos,
pues, no en vano,
Chéjov te parió
entre vómitos de sangre,
naciste a borbotones
de la fiebre
y del dolor,
de una cópula incesante,
enferma,
pero llena de grandeza, 
por eso, ese amor, 
nunca podrá saltar ya
las tapias del jardín,
vive enclaustrado,
preso
entre el fru fru
de las banalidades,
que es donde espumea
la verdadera
pobreza del espíritu,
donde el tedio apacienta
cada día a sus ovejas,
y el aburrimiento
saca el sable rebanando
la alegría a machetazos.

Por los anchos ventanales
de la casa
penetran, lánguidas,
casi, evanescentes,
las notas suaves
y melancólicas
de la tarde azul,
y suena la paz de un clavicordio,
mientras florece el samovar
en la tetera de tus sueños,
y, acaso,
bajo el humilde tesón
de unas miradas
que se vuelven anoréxicas,
cabrá dentro de un puño
el jolgorio de tu risa,
esa risa tuya,
amarga y doliente,
coqueta,
basta, gritona, 
falsamente alegre,
que aún así,
no da para tapar,
tanto vacío, tanta tristeza
acumulada,
no hay cera que cubra,
tanta desdicha,
no hay remedio,
de nada vale ya el jardín,
ni la flor de mil cerezos,
nada es suficiente,
nada, nada
para cubrir el hueco,
el arpón de soledad
que te atraviesa los costados.


Copyright © Servilio Casanova Pestano| Todos los derechos reservados.

6 comentarios:

  1. A Chejov también lo incluiría en mi maleta de refugiada. Tienes muy buen gusto literario.
    Comparto este bonito tributo a uno de los grandes de la Literatura con mayúscula.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me alegro muchísimo que coincidamos en el gusto por este coloso de la literatura y hombre de una inmensa humanidad, no agitó banderas políticas y sin embargo denunció las condiciones deplorables en que vivían los presos en Kamchafka...no levantó banderas políticas pero se gastó todo su dinero en construir hospitales para la gente más pobre... Me encanta este hombre!!!
    Muchísimas gracias, amiga Marybel, besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Grandísimo Poema éste dedicado a Chejov. Las palabras son de plomo, aunque la tarde y el aire limpio del jardín huelan a rosas de primavera, las palabras brotan ya casi muertas del corazón. "No hay cera que cubra...no hay remedio".
    Excelente...!!!
    Felicidades. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, José Luis, sí, en un humildísimo homenaje a Chéjov, a su vida y a su obra... a sus personajes también, plenos por igual de lo mejor y de lo peor del ser humano.
      Un abrazo, amigo!!!

      Eliminar
  4. Genial poema en este homenaje que haces a este gran hombre, que si se gasto su dinero en hospitales, bien se merece todos los días una ofrenda.Hombres así hacen falta, pero parece ser que la moda, por llamarlo de alguna manera, no lo demanda.
    Beso Servilio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querida Carmen, si este sencillo poemita sirve para ahondar un poco más si cave, en la figura universal de Antón Chéjov, el gran cuentista y dramaturgo, pero también en el hombre sencillo y lleno de humanidad...
      Un fuerte abrazo, amiga!!!

      Eliminar