LAS ISLAS INVENTADAS

jueves, 26 de mayo de 2016

¿DÓNDE ESTÁ MI VOZ? (Poema)


























¿DÓNDE ESTÁ MI VOZ?



¿Dónde se oculta mi voz?
No sé.
¿Dónde duerme mi palabra?
¡No sé, les juro que no lo sé!
¿Acaso mi mente
abandonó  ya
ese montón de piedras,
este saco de huesos
que lleva mi nombre?
Sopla el viento en las antenas
como un esbirro locuaz
que chapotea  en el silencio,
y en las alas de los pájaros
viajan los sueños,
la libertad aniquilada,
las profecías …
Yo vivo en una isla
cercada por cientos olas
que baten en mi pecho,
un pecho quemado,
donde no llega la lluvia,
mi corazón,
es como un trozo de lava
calcinada,
que ya no es capaz de sentir el fuego,
mientras,
las garras de la noche,
apagan los pábilos de las estrellas…
Y yo, cobarde,
una vez más,
diré si a todas las mentiras,
construiré una hamaca de silencio,
y de entre las olas retornaré,
volveré desde el fondo de mi pecho,
hacia esa isla que habita
en mi yo más profundo,
allí
donde la verdad junta los manojos de trigo,
donde la cobardía rompe su azagaya
y los vientos alisios suben en volandas,
hacia el cielo,
las parvadas de gaviotas,
habré yo de asirme al manojo de cebollas
que me alumbra las entrañas,
a las ristras de ajos que pueblan mi memoria,
porque mi corazón,
en secreto,
excava túneles
como una lombriz de tierra,
buscando en los detritus
la soga,
que ponga en pie de guerra,
los tantos por cientos de justicia
que harían falta,
para matar a mansalva,
el hambre de los niños
con disparos de cebolla,
no vaya a ser
que,
antes que la sangre de este pudridero
se desparrame por las calles,
nosotros nos sentemos
tranquilamente, en los chaflanes,
sin sombra de duda,
a contemplar con nuestros ojos
impávidos,
el sumo poder de la avaricia,
mientras
en el granero del mundo,
lentamente,
sacian el hambre los gorgojos.
Mientras…Yo
me busco,
me busco
y no me encuentro…
No sé dónde está mi voz
ni sé que fue de mi palabra,
solo sé que vivo en una isla
cercada por cientos de olas
que baten en mi pecho…

Copyright © Servilio Casanova Pestano| Todos los derechos reservados.

12 comentarios:

  1. Pues ahí está tu voz, mi querido Servilio, en esa isla de tu pecho, que es donde debe estar la voz de todo poeta que se precie de serlo. Comparto con gusto tu bello poema. Besos y muy feliz finde :-))

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, querida Mayte, amiga, tus palabras me alientan, me siento mucho menos aislado, sobre este escollo que apenas sobresale sobre el agua...
    Un abrazo fuerte y otra semana que se va, feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  3. su voz esta en el viento arrastrando la palabra ,soltando sus sentimientos.
    bello poema
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amiga Deborah, eso es lo que uno intenta cada día, soltar lo que lleva dentro... encontrar la palabra que lo libere de los nudos que le oprimen...
      Buen fin de semana, un abrazo!!!

      Eliminar
  4. Del pensamiento, el sentimiento, de ahí tu voz, impresa en éste hermoso texto, la del poeta que nace desde tus adentros...

    Besos, Servilio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida Yayone, tus palabras son un consuelo y un halago... humildemente uno lo intenta, busca esa voz que exprese lo que siente y lo que es, alguna vez uno se acerca algo a ello, pero no siempre se consigue... reconocerlo es ser honesto con uno mismo...
      Feliz fin de semana, querida amiga, Un fuerte abrazo!!!

      Eliminar
  5. ¿Dónde está tu voz? ... - preguntas -
    ¿Dónde duerme tu palabra? ... - aseguras que no lo sabes -
    Tu mente se imagina que ya estás muerto, porque no aciertas a comprender esa visión apocalíptica que te acompaña en tu isla. que te convierte en cómplice cobarde. Sin embargo sabes que tu yo más profundo construye otra realidad más humana y sigues buscándote para perderte de nuevo.
    Un bello poema lleno de sensibilidad y conciencia social.

    ¡Un gran abrazo, amigo Servilio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, amiga Estrella, si, a grandes rasgos, es así como dices, metafóricamente, el no encontrarse a uno mismo es como estar muerto, como no ser o, no ser como uno quiere ser... Tener dudas sobre eso, es, ser humano, saberse vulnerable...
      Otro gran abrazo, querida Estrella!!!

      Eliminar
  6. Yo oigo tu voz y me gusta, Servilio, y esa isla tan humana con su huerto tan bien abonado. Una bella representación poética que voy a compartir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias, amiga Balbina, me alegra mucho que oigas mi voz y que te guste, sobre todo, sabiendo el sentido crítico que tienes de las cosas, ese buen sentido que siempre es para tratar de mejorarlas...
    Feliz tarde de domingo y un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  8. Tu voz debió irse con la mía de parranda, pues hace tiempo que me hago la misma pregunta que te haces tú. Y por eso, comparto tus letras como si fueran mías.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, jeje, amigo Alfredo, por ahí deben de estar ambas voces buscando el tono adecuado o el momento propicio para romper el silencio...
      Gracias, amigo, feliz tarde!!!

      Eliminar